Gerhard Illi

Su instrumento: la batería

 

La batería

 

 

Para la mayoría de la gente la batería es únicamente un instrumento para tocar ritmos. Sin embargo ella constituye una fuente maravillosa de sonidos que salen del dictado de los 12 tonos. Y si además tenemos en cuenta que es un instrumento que se puede ampliar libremente, las posibilidades creativas son casi infinitas. Siempre busqué el sonido que encaja perfectamente en mi concepción de la música en vez de dejarme guiar por el renombre de una marca concreta. Solamente de esta manera puedo disponer de la plataforma adecuada para transformar mis imágenes sonoras en realidad audible. Lo único que cuenta de verdad es la experimentación sonora.

 

La gran Batería

 

Aparte de los tambores y platillos típicos de una batería he incorporado instrumentos de diversas tradiciones percusivas. Además dispongo de una batería electrónica y de un sampler, lo que me permite expandir aún más el mundo de la creación de sonidos. Un factor determinante es la posibilidad de tocar todo en el más absoluto directo. Todos los instrumentos permiten la interacción inmediata con ellos lo que garantiza la traducción fiel de las vibraciones y sentimientos en música.

 

El set para la aula

 

Para cada concierto busco el sonido adecuado y por lo tanto no tengo una batería fija mía. Los distintos instrumentos se pueden combinar de muchísimas maneras, y cada vez surge un nuevo cuerpo de sonido. No es lo mismo cumplir con las exigencias sonoras del Rock'n Roll como adecuar los timbres para un trío de jazz o crear un paisaje musical mediante instrumentos de percusión.

 

La batería delbolsillo